A EUROPEAN LANGUAGES PROJECT

La formación del profesorado y el Desarrollo Profesional Continuo (CPD, por sus siglas en inglés): los factores que hacen que los profesores británicos asistan a las formaciones docentes.

21. julio 2016

Los profesores de lenguas extrajeras modernas, tanto aquellos que trabajan en la etapa educativa primaria como en la secundaria, son algunos de los profesores más entusiastas, solidarios y apasionados que hay. Solo es necesario considerar el número de profesores que participa en diversos grupos de lenguas modernas, en Facebook y Twitter, para experimentar el flujo de ideas, energía e interacción que existe entre los profesionales que desean lo mejor para sus alumnos. Network for Languages London ha estado organizando eventos y cursos de desarrollo profesional continuo a lo largo de casi siete años en la Universidad de Westminster. A partir del diálogo con muchos profesores y formadores docentes durante este tiempo, es evidente que continúa existiendo un lugar para la formación cara a cara y para los beneficios y la red de contactos que este tipo de eventos ofrece, además de los beneficios de las redes sociales y la asistencia en línea que están disponibles.

Muchos profesionales sienten la motivación de desarrollar y mejorar sus habilidades, ya sea sus propias habilidades lingüísticas, o el conocimiento sobre la enseñanza de la lengua y la metodología. Algunos profesores buscan activamente sus propios cursos con el objetivo de hacer frente a sus necesidades y contribuir al desarrollo de sus carreras. En otros casos, el director de la escuela puede haberles pedido, recientemente, que asumieran el papel de coordinador de lenguas extranjeras modernas de la escuela, y la asistencia a un curso sobre la coordinación de la enseñanza de idiomas en escuelas puede ofrecerles apoyo y estrategias, además de infundirles autoconfianza para ayudarlos a cumplir con su nueva función. En algunos casos, la escuela misma pudo haber identificado una necesidad de mejora en un área determinada, por ejemplo, en el estudio de la evaluación del aprendizaje, o el apoyo a los alumnos que aprenden inglés como idioma adicional (EAL, por sus siglas en inglés) en clase, y han enviado a los profesores, específicamente, a un curso de formación para mejorar las cualidades profesionales en esa área y, de esa manera, difundir la información entre sus colegas.

Para la escuela y el profesor, la formación debe ser rentable, después de todo, el costo de la sustitución debe tenerse en cuenta en la ecuación. Sirve de ayuda el hecho de que haya un incentivo de recursos que el profesor puede llevar a sus clases y colegas. La acreditación de haber completado un curso, u otro tipo de certificado de participación, también incentiva a los profesores a contribuir al desarrollo y progresión de sus carreras.

De acuerdo a nuestra experiencia, a los profesores les interesan los cursos de un día dado que estos les brindan a la vez tiempo y espacio para reflexionar sobre el contenido de lo que están enseñando y la forma en la que lo están haciendo. El encuentro con colegas de otros distritos y regiones también tiene un impacto positivo en cómo se siente el profesor con respecto a su práctica. Los profesores especializados pueden sentirse aislados en su función y pueden, además, carecer de alguien que los escuche y aconseje, por lo tanto, la asistencia a cursos puede ayudarlos a comparar y contrastar sus experiencias con las de otros profesores y sentirse menos aislados y, a la vez, miembros de una comunidad más amplia.

Nuestra experiencia también ha demostrado que el desarrollo profesional continuo es efectivo cuando hay un sistema de seguimiento establecido que permite a los profesores aplicar el conocimiento obtenido en el curso al contexto de la escuela, luego reflexionar y revisarlo a medida que se avanza. The London Schools Excellence Fund (LSEF) permitió a la Universidad de Westminster el apoyo a los profesores a través de este proceso de reflexión con el respaldo de un mentor. Como parte del proyecto del LSEF, organizamos un módulo de investigación-acción muy popular que permitió a los profesores explorar el aprendizaje de lenguas y las prácticas de enseñanza relevantes a su propio desarrollo profesional y al contexto de su escuela y, al mismo tiempo, les permitió reflexionar sobre su propio aprendizaje y enseñanza de lenguas para desarrollar su seguridad, independencia y creatividad como profesores de lengua. A los profesores que participaron se le otorgaron 20 créditos a nivel de maestría al finalizar con éxito un ensayo de 5000 palabras. La universidad continúa ofreciendo este módulo a los profesores que deseen aprovechar este tipo de oportunidades de formación.

Los profesores son personas muy ocupadas y, en muchos casos, es cada vez más difícil que salgan de la escuela por más de un día al año para asumir cualquier tipo de formación. La financiación no es siempre tan accesible como se desearía y los presupuestos se han ajustado. Por lo tanto, la formación debe ser accesible, relevante, una buena inversión tanto profesional como económicamente para los profesores y las escuelas involucradas, y contener el equilibrio adecuado de apoyo personalizado con la asistencia en línea disponible a través de las redes sociales y otros canales digitales.

Para obtener más información acerca de Network for Languages London y The London Schools Excellence Fund Project, por favor, siga el siguiente enlace: http://www.networkforlanguageslondon.org.uk/.

Autora: Domini Stone (Universidad de Westminster)

Deja un comentario

Partners

Goethe-Institut
Uni Stra Perugia
Uni Reading
Uni Leipzig
Gobierno La Rioja Educacion
CEP Norte
ALL
Westminster

Associate Partner

Logo: Italian Consulate General in London

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

We use cookies to personalise content and to analyse our traffic with Google Analytics.

Close